Planificar banquetes de boda al aire libre: 5 tips imprescindibles

Tabla de contenidos

¿Te casas y estás pensando en planificar tu banquete de boda al aire libre? Pues déjanos decirte que has llegado al sitio adecuado para descubrir los 5 tips clave que necesitas saber para que la celebración salga de 10.

Lo cierto es que casarse al aire libre es una opción que ofrece ciertas ventajas respecto a los banquetes o bodas civiles en interior. No solo puedes aprovechar la belleza del entorno, sino también celebrar en un ambiente más relajado, contar con un mayor número de invitados y obtener unas fotografías espectaculares gracias a la luz natural y al entorno vegetal como telón de fondo.

Sin embargo, dada la versatilidad de estos espacios exteriores, la organización de banquetes al aire libre entraña ciertos desafíos. Pero tranquila porque con esta guía en tu mano podrás superarlos con éxito.

1. Decide la ubicación

La base para organizar ceremonias al aire libre es seleccionar el lugar perfecto. Playas, bosques, viñedos, zonas ajardinadas o fincas son las preferidas por las parejas actuales. Debes tener claro que ese espacio cuente con los permisos requeridos para celebrar el evento, así como con los recursos (acceso a puntos de luz, agua…).

Si te decantas por una finca para bodas como FuenteArcos todas estas sorpresas estarán bajo control, ya que son espacios especialmente ideados para acoger todo tipo de eventos familiares como una boda civil, una comunión o una fiesta de aniversario.

2. Elige el momento perfecto

¿Cuándo es el mejor momento para celebrar una boda al aire libre? Esta es una de las preguntas más frecuentes entre las parejas que deciden organizar banquete de boda al aire libre en Madrid con nosotros. Y, aunque las bodas al aire libre son bonitas siempre, sí es cierto que hay determinadas épocas en las que el clima suele ser más agradable.

La primavera y el otoño podrían ser las estaciones perfectas porque las temperaturas no son ni demasiado bajas ni demasiado altas. En primavera la naturaleza florece y se encuentra en todo su esplendor. El ocaso del otoño con esos tonos cobres y naranjas también ofrece panorámicas de ensueño.

Si no encajan estos meses con tu planificación, siempre puedes optar por el verano (el atardecer y sus noches estrelladas son el momento idóneo) o el invierno (si novios e invitados son poco frioleros).

3. Idea un plan de contingencia climática

Las inclemencias del tiempo son siempre una preocupación para las parejas que planean eventos al aire libre. Es un factor con el que debes de jugar. A medida que se aproxime la fecha del enlace podrás consultar pronósticos del tiempo, pero la clave para prevenir una jornada de lluvia, aire o frío es tener la seguridad de que el espacio que elijas para tu evento cuente con propuestas alternativas (porches, toldos, carpas o, lo ideal, salones cubiertos).

Si el sol luce, cásate sin miedo al aire libre, pero si el plan A se tuerce, siempre podrás optar por el B y dar refugio a tus invitados en un lugar habilitado para que la fiesta no decaiga.

4. Aprovecha naturaleza como telón de fondo

Una de las grandes ventajas de planificar una ceremonia civil al aire libre en una zona exterior es que el propio entorno ofrece un marco decorativo de por sí. Aprovecha esa belleza propia y estética natural e incorpora aquellos toques decorativos que eleven el ambiente.

Aquí tiene mucho que decir el estilo de boda que vayas a celebrar. Por ejemplo, si optas por un estilo rústico, puedes incorporar elementos (sillas, mesas, manteles, centros de mesa, bajoplatos…) fabricados en tejidos o fibras naturales como el lino, la rafia, el mimbre, la madera o el bambú, entre otros. En cambio, para bodas de corte romántico los tejidos como la seda, el satén o el tul pueden encajar perfectamente, así como decoración en cristal y tonos dorados.

Tampoco te olvides de la iluminación, que te ayudará a reforzar la decoración del evento. Guirnaldas de luces colgantes, velas, farolillos e incluso antorchas son propuestas que pueden dar un toque mágico al espacio elegido. A medida que la luz natural disminuya tendrás que ir incorporando estas otras opciones, pero no te adelantes en exceso para aprovechar al máximo el potencial de la cálida y espectacular luz del atardecer.

5. Planifica menús que despierten los sentidos y propuestas de entretenimiento

Si hay un elemento clave en cualquier boda para conquistar a tus invitados y asegurarte de que la celebración sea inolvidable es el menú. Ofrecer un convite delicioso y nutritivo, agradable tanto para la vista como para el olfato y el gusto, es fundamental tanto en banquetes en exterior como en interior.

Aunque es cierto que los banquetes al aire libre exigen alimentos que se adapten a las condiciones climáticas, sobre todo si los dispones en corners o rincones de boda en exterior. Trata de evitar aquellos que se puedan estropear fácilmente con el calor y opta por propuestas más frescas si decides casarte en meses cálidos. En cambio, los cócteles de bienvenida, aperitivos y platos calientes son bien recibidos si las temperaturas llaman a las chaquetas, los abrigos, los fulares y los chales.

No te olvides de la música y el entretenimiento para garantizar la diversión de todos los invitados, tanto grandes como pequeños. El espacio exterior ofrece múltiples alternativas como DJs o música en directo, entre muchos otros.

Si sigues estos consejos, estarás más cerca de planificar el banquete de boda al aire libre con el que siempre has soñado. Te invitamos a descubrir la finca para bodas que te espera en FuenteArcos. Jardines románticos y una cascada de agua de cuento, junto a espacios acristalados, serán el marco perfecto para tu enlace. 

Quizás te interese...

Contacta con nosotros

Solicita información sin compromiso rellenando el siguiente formulario:

Bodas

Comuniones

Eventos