10 consejos para ser la invitada de boda perfecta

¿Quieres deslumbrar y brillar ante todos como la invitada perfecta más glamurosa? ¡Enhorabuena! Hemos creado este post para ayudarte a elegir el look más adecuado cuando eres una invitada de boda.

Sabemos que no es tarea fácil elegir el estilo más acertado en cuanto a vestido, complementos, accesorios, maquillaje, peinado y demás. Por eso, te traemos 10 consejos para ser la invitada de boda perfecta que te ayudarán a elegir el look más apropiado y sofisticado para asistir a tan importante celebración. ¡Vamos allá!

1. Saber dónde y cuándo será la celebración

Si te han invitado a una boda, lo primero que debes fijarte es en la fecha y lugar donde tendrá lugar la celebración. ¿La boda es de día o de noche? ¿Se celebrará en un salón en el centro de la ciudad, en una finca de eventos al aire libre o en la playa? ¿Boda de verano o boda de invierno?

Tener claro todos estos aspectos te ayudará, no solo a ser una invitada puntual, sino también a acertar con el protocolo establecido para la celebración optando por el vestido y los complementos más convenientes.

2. No te saltarás el dress code

Si quieres ser una invitada de bodas perfecta, lo mejor será adaptarte al código de vestuario exigido por los novios en la tarjeta de invitación. Y, en el caso de que no lo hayan incluido o exigido, lo mejor será tener en cuenta el tipo de celebración y el clima de la estación para evitar salirse del protocolo de la boda.

3. Elegir el vestido perfecto

Elegir el vestido perfecto dependerá de varios aspectos, pero principalmente deberá estar ajustado a las normas básicas de protocolo. Por ejemplo, si la boda es de mañana, los vestidos de invitada de boda deben tener el largo por debajo de la rodilla o vestidos midi, que sean muy sencillos. También puedes optar por vestidos cortos, aunque si eres la dama de honor o la madrina debes saber que estás exonerada de cumplir con este protocolo.

Para las bodas que se celebran de tarde o de noche, lo más apropiado es un vestido de fiesta largo, diseños tobilleros o conjuntos de pantalón. Asimismo, los vestidos de mangas aportan sofisticación y elegancia, ideal para lucirlo en una boda de verano nocturna. Y para quienes desean lucir un look en tendencia, las prendas abullonadas, los escotes imperio y las faldas de tul están de moda.

Si se trata de una boda de temporada primavera-verano, el look perfecto será un vestido con diseño sencillo y de tonos pastel, especialmente si la boda será al aire libre.

Por su parte, los vestidos de manga asimétrica son un clásico de las bodas de verano y resultan muy favorecedores a la hora de escoger accesorios.

Por último, respeta la norma no escrita de no vestir de blanco en la boda para evitar eclipsar a la novia. Únicamente puedes lucir el color blanco como una parte de tu conjunto (chaqueta, bolso, pantalón…).

4. Maquillaje, “menos es más”

Una vez elegido el look de invitada de bodas perfecto, ahora debes seleccionar el maquillaje ideal. Esto dependerá, principalmente, de si la boda es de día o de noche.

Para asistir a una boda de día te aconsejamos un maquillaje con tonos nudes y sombras en tonalidades marrones, que aportan una apariencia natural. Pero, si la boda es por la tarde o por la noche, estaría bien lucir un maquillaje más vibrante en una zona única de tu rostro, por ejemplo, ojos, mejillas o labios.

Como ves, en tema de maquillaje para invitadas de bodas, la recomendación es “menos es más”.

5. Accesorios y joyas para complementar tu look

Cuando se trata de accesorios y joyas, lo ideal es alcanzar un equilibrio. Para looks de invitada neutros, se pueden elegir accesorios especiales que aporten un toque original, sofisticado y llamativo como pendientes largos o de pedrería, así como collares más atrevidos y arriesgados.

Cuando el vestido es el protagonista, lo mejor será elegir accesorios y complementos más sencillos y elegantes. Esto evitará recargar tu look de invitada de boda.

6. Cuida tu peinado

El peinado adecuado siempre deberá ajustarse al grado de formalidad del vestido. El pelo suelto aporta un aspecto más desenfadado, mientras que el recogido aporta un toque de distinción y elegancia.

7. Tacón, siempre que puedas

Si nada te lo impide, lo mejor será usar tacón. Se trata del accesorio predilecto para levantar el look, ya que estilizan y aportan elegancia. Sin embargo, también puedes considerar el uso de zapatos planos si la boda se lleva a cabo en un área de césped.

Si, a pesar de ser una boda al aire libre sobre césped, te apetece lucir taconazo, puedes recurrir a los socorridos protectores de talón transparentes fabricados en caucho que estabilizan la pisada sobre superficies suaves o irregulares.

8. ¿Pamela o tocado?

Las clásicas pamelas siempre serán una gran opción para asistir a una boda durante la mañana y protegerte del sol si el evento familiar tiene lugar en época estival. Mientras que los tocados son una alternativa más discreta y quizá juvenil para lucir en una boda de noche.

9. Manicura y pedicura siempre perfectas

Deja tus uñas en manos de profesionales o arréglalas por ti misma si tienes arte con la manicura, pero jamás las descuides si asistes a un evento de la talla de un enlace. Combinar el diseño de tu manicura y pedicura con el estilo y tono de tu vestido añadirá un plus a tu look perfecto de invitada de boda.

10. Actitud ante todo

Lo más importante al vestir de fiesta para una boda es que te sientas segura de ti misma y pises con fuerza. De esto dependerá en buena medida el éxito del estilismo que hayas elegido, convirtiéndote en la invitada perfecta.

Si conoces a algún familiar o amigo con boda a la vista en busca de un paraje ideal para celebrar su enlace, puedes invitarles a descubrir Fuentearcos, una finca de bodas muy cerquita de Madrid preparada para organizar la boda perfecta. ¡Ven a conocernos!