5 ideas para una noche de bodas inigualable

Es uno de los momentos más esperados por los novios. Se trata de la noche de bodas. Se habla mucho sobre este momento y las expectativas pueden ser muy altas. Sin embargo, las cosas no siempre ocurren como uno imagina.

Por este motivo, lo más importante para convertir a esa noche en un recuerdo inolvidable es que, hagas lo que hagas, sea especial para ti y tu pareja, y la hagas sentir amada.

Da igual si decides tener una noche de sexo maratoniano porque todavía te quedan energías tras la fiesta, el baile y las copas. O prefieres acurrucarte junto a tu recién estrenado marido o mujer para descansar tras una jornada agotadora —quizá la noche de bodas se convierta en un despertar increíble—.

La clave es que el amor, la comunicación y el respeto primen por encima de todo. Más allá de este consejo esencial, queremos compartir contigo 5 ideas para una noche de bodas inigualable. ¿Te apetece descubrirlas?

5 Ideas para no olvidar tu noche de bodas

#1 Disfruta del momento

Como hemos explicado, en ocasiones las expectativas de los novios sobre la noche de bodas son tan altas que cuando no se cumplen se sienten estresados e incluso decepcionados. Debemos evitar estas sensaciones a toda costa.

Lo mejor es tomarse la situación con calma. Probablemente estaréis agotados de toda la jornada y una noche de pasión puede no ser lo que más os apetezca en ese momento. En lugar de sentirte mal por ello, tómate tu tiempo y aprecia el momento de intimidad que estáis compartiendo.

Es la primera vez en todo el día que estáis a solas como marido y mujer. Disfrutad de esa sensación de unión. Fundíos en un abrazo o en un beso infinito sin miradas alrededor. Tan solo tú y tu pareja en silencio disfrutando de vuestra compañía.

#2 Aprovechad para poneros cómodos y compartir pensamientos

Podéis aprovechar la noche para relajaros de los nervios que implica la organización de la boda. Todo ha ido bien, así que ahora toca desconectar. Podéis comenzar ayudándoos a desvestiros el uno al otro, que es algo que toda pareja está deseando hacer porque, seamos sinceros, tanto el traje de novio como el vestido de novia no suele ser las prendas más cómodas del mundo ¿cierto?

Tomaos la situación con calma. Las prisas del día se han acabado. Este es vuestro momento. Podéis contaros todo aquello que no habéis podido compartir durante el día o rememorar los instantes más especiales, aquellos que guardaréis por siempre en vuestra memoria.

Incluso podéis haceros un masaje el uno al otro con algún aceite esencial agradable que despierte los sentidos o aprovechad para daros un baño relajante en pareja. Recuerda que el amor tiene mil caras y se demuestra de muchas formas diferentes.

#3 Un toque sexy

Tanto si tu cuerpo te pide tener una noche de bodas íntima con tu pareja, como si no, acompañar el momento con una lencería especial puede añadir un toque sorprendente y picante al momento.

Puedes comprártela por tu cuenta pensando en aquellas prendas que sabes despertarán el deseo de tu pareja, o bien puedes aprovecharla si te la han regalado semanas antes de la boda. De hecho, la lencería para la noche de bodas es algo que las amigas de la novia suelen regalarle. Lo más importante es que las prendas que utilicéis os hagan sentir bien, atractivos y seguros de vosotros mismos.

#4 Cread un ambiente mágico

Puede pedir a personas de tu confianza como amistades, testigos o damas de honor que se encarguen de preparar la habitación en la que pasaréis vuestra noche de bodas.

Ciertos restaurantes o fincas para bodas suelen disponer para los novios una suite en la que podrán descansar en esa noche tan especial, sobre todo si se trata de bodas nocturnas. De esta manera, resulta sencillo para las personas que designéis desplazarse hasta la habitación un ratito antes de finalizar la celebración para dejarla a punto.

Velas aromáticas, música de fondo, luces tenues, flores, esencias de aceite, pétalos de rosa… Todo detalle cuenta a la hora de crear ese espacio mágico en el que tú y tu pareja pasaréis vuestra primera noche de casados.

#5 Tened comida y bebida a mano

Puede parecer poco romántico, pero créenos, son muchas las parejas que, debido a los nervios o a que pasan la celebración ocupándose de sus invitados, apenas prueban bocado el día de la boda. Después de una jornada tan intensa como esta, seguro que agradeceréis tener en la habitación unos tentempiés y bebidas con los que reponeros y, por qué no, jugar un rato.

Fresas, cerezas cubiertas de chocolate, sushi, canapés, dulces, cava… Son solo algunas ideas para una noche de bodas inigualable. Puedes consultar con el servicio de restaurante si sería posible que ellos mismos os surtiesen de todo ello en la habitación.

Recuerda: la noche de bodas es solo vuestra. Liberad vuestra mente de ideas preconcebidas y disfrutad del momento como más os apetezca. No olvidéis que… ¡Estáis recién casados y tenéis toda la vida por delante!

Si todavía estás en busca de uno de los espacios más bonitos de Madrid para casarte, contacta con nosotros. ¡Estaremos encantados de acompañarte en el día más esperado de tu vida!