Una vez comprometidos, comienza toda una larga lista de decisiones para los futuros esposos: dónde y cuándo celebrar la boda, la decoración adecuada, el “dress code”, las fotos… y el catering. Este último aspecto suele ser determinante en el éxito de la celebración y, por ello, es importante prepararlo con mimo. Por eso, si estás pensando en celebrar tu boda adventista en Madrid, no puedes dejar de leer las propuestas que tenemos preparadas para ti en FuenteArcos.

 

 

En FuenteArcos, contamos con amplia experiencia organizando bodas y ofrecemos una cuidada selección de menús, elaborados siguiendo los preceptos adventistas. Apostamos por ingredientes y productos naturales, provenientes de la dieta mediterránea, elaborados y combinados con cuidado para sacar el máximo provecho a sus cualidades y propiedades nutritivas. Además, nos gusta fijarnos hasta en el último detalle y prestamos especial atención a la creatividad en nuestros platos, a la presentación en la mesa y a la apariencia de los mismos.

 

 

Encuentra el menú perfecto para tu boda adventista

 

Una vez concluida la ceremonia, nada mejor que agasajar a los invitados con un cóctel sencillo, a base de frutos secos, zumos y mosto. En un día de celebración como este, es una magnífica opción para que puedan charlar y socializar entre ellos.

Después, te ofrecemos la opción de personalizar el menú de tu boda adventista para que tú y solo tú decidas hasta el último detalle: eligiendo entre diferentes opciones de menús, incluidos platos vegetarianos o diferentes platos tradicionales.

Por ejemplo, puedes agasajar a tus invitados con una deliciosa ciorba radauteana o unos exquisitos sarmale, dos platos originarios de Rumanía que aúnan lo mejor de la tradición gastronómica mediterránea.

Procedente del norte de Rumanía, esta sopa agria (ciorba) tiene un agradable sabor a pollo avinagrado y posee una textura espesa, ya que sus ingredientes han sido machacados hasta convertirlos en una pasta suave y deliciosa. El pimiento rojo, que le confiere su color intenso, y el pimiento verde picante “ardei iute” ponen el toque final.

Otro plato característico es el sarmale, rollitos de carne condimentada con ajo, cebolla, y especias, envueltos en hojas de repollo, col o vid en salmuera. La carne puede ser de diferente procedencia (buey, cordero, pollo, ave…) en función del gusto de cada uno, y a ello se le puede añadir arroz, cebada e incluso setas. Estos deliciosos sarmale pueden servirse acompañados de mamaliga, parecida a la polenta, o de smântâna, una especie de crema de leche parecida al queso.

Y es que a la hora de celebrar tu enlace por el rito adventista, hay decenas de opciones diferentes para sorprender a tus invitados. Por ejemplo, en las bodas adventistas de origen rumano, también es común acompañar los platos de carne de ensalada de repollo o de verduras, y sorprenderles con coloridos platos de fruta en el centro de la mesa.

Y, para terminar la celebración, nada mejor que un buen postre en forma de majestuosas fuentes de chocolate o de deliciosas tartas de diferentes formas y sabores.