Elegir el look de novia para el día de la boda puede llegar a ser una de las tareas más difíciles en la preparación del enlace. Y es que, son muchos los aspectos a tener en cuenta. Vestido, calzado y complementos han de reflejar la personalidad de la novia y hacerla sentir cómoda en este día tan especial.

 

Por eso, son cada vez son más las mujeres que prestan un cuidado muy especial a las joyas que lucirán, optando por piezas especiales, ya sea por su diseño o por su significado. Complementos que no son solo un adorno del look nupcial, sino que se convierten en elemento protagonista en el estilismo.

Para que luzcas perfecta en este día tan especial, en FuenteArcos hemos seleccionado algunas ideas que te pueden ayudar a realizar tu selección.

 

Joyas familiares

La tradición dice que la novia ha de lucir “algo prestado”. Y para cumplir con el rito, nada mejor que una joya familiar heredada, con significado propio.

Detrás de una joya siempre hay una fecha especial, un día importante o una persona querida y todo un pasado que se ha mantenido a través del tiempo. Pendientes, pulseras, collares o broches suelen ser las piezas legadas de generación en generación.

Sin embargo, no siempre resulta tarea tan fácil incorporar piezas antiguas al look de una novia actual. Por ello, te recomendamos que tengas en cuenta tres aspectos fundamentales: considerar las características y el diseño de la joya en sí misma, la importancia que le quieras dar dentro de tu look, y el estilo e imagen que quieres trasmitir.

Pero si no dispones de ninguna pieza heredada o si simplemente prefieres vestir joyas más actuales, en FuenteArcos te dejamos también algunas ideas.

Las tendencias actuales se alejan cada vez más de las joyas vintage y muestran diseños más contemporáneos: líneas minimalistas, piezas XXL o piedras de colores para romper el blanco nupcial son algunas de las novedades.

 

Joyas minimalistas

Sencillas, especiales y con una larga vida después de la boda. Los diseños minimalistas se mantienen siempre en un segundo plano y son fáciles de combinar con cualquier vestido.

Y es que, para muchas novias, las joyas han de estar presentes, pero sin ser el foco de atención. Si este es tu caso, una decisión acertada pueden ser unos pendientes que enmarquen el rostro, un colgante que complemente un escote o una pulsera que compense la asimetría de una manga.

 

Piezas exuberantes

Los pendientes largos vienen pisando fuerte en la joyería para novias más actual ya que contribuyen a completar un look entre bohemio y elegante, al tiempo que ayudan a realzar el peinado de boda.

Puedes encontrar diseños de materiales, diseños y colores muy distintos: plateados, dorados, con piedras preciosas o brillantes, circulares, más o menos largos…

Para poder lucirlos en todo su esplendor, lo mejor es que te decantes por un peinado que no deje caer el pelo en la cara. Por ejemplo, un recogido en forma de moño alto, trenza, una sencilla coleta o un semirecogido.

En cualquier caso, los maxi pendientes aportarán luz y brillo a tu rostro.

 

Piedras de colores para romper el blanco

En los últimos tiempos, los pendientes, los colgantes y las pulseras de novia se han llenado de piedras de colores con las que romper la monotonía del blanco. Una apuesta atrevida para aquellas novias que quieren dar un toque diferente a su estilismo. Coral, turquesa, zafiro… todas las elecciones son válidas para el gran día.