De la cabeza a los pies, las bodas se reinventan con el paso del tiempo y los looks de novia también. Las apuestas más clásicas dejan paso a otras más atrevidas, en las que se introducen elementos como tocados, flores, abanicos o, incluso, zapatillas de deporte. Si estás pensando en casarte y quieres poner un toque de originalidad a tu outfit, toma nota de las últimas tendencias que te proponemos desde Fuente Arcos en accesorios y complementos para novias.

 

 

¿Con o sin velo? Peinetas, flores y tocados para el pelo

En los últimos años, muchas novias han optado por cambiar o combinar los tradicionales velos por otro tipo de complementos para el pelo. Lazos, peinetas, tiaras, horquillas, flores y, especialmente, tocados se han convertido en uno de los mejores aliados para las novias de hoy que optan por incorporar un toque de originalidad en su look nupcial.

Como cualquier prenda de moda, los tocados –tanto de invitadas como de novia – también han evolucionado en los últimos años. Desde las tradicionales pamelas, diademas y turbantes hasta opciones más recientes como tocados de perlas, tiaras, sombreros de rafia o diademas a modo de horquilla o pasador.

Siguen manteniéndose los elementos florales, que aportan un toque bohemio y desenfadado y se incorporan cada vez con más fuerza joyas y otros elementos decorativos como peinetas, horquillas y peinecillos.

 

 

Liga y abanico, complementos clásicos para novias modernas

Para muchas novias, la liga es un elemento de su look nupcial casi tan importante como el propio vestido. Existen muchos tipos de diferentes formas y colores para esta prenda tan tradicional. Aunque predominan los colores blancos o pastel (azul), se pueden encontrar diferentes modelos, con distintos grosores, sencillas o con encaje, pedrería, adornos florales, lazos… Se trata de elegir la que mejor se adapte a tu estilo y a tu vestido.

Hay complementos para novia que se dan por hecho en el día de la boda. Otros, como el abanico, no siempre son tenidos en cuenta. Pero si te casas en primavera o verano, es más que recomendable que consideres esta opción para refrescarte en los momentos más cálidos de la celebración. Además, el abanico es un complemento ideal para tus fotos. Asegúrate de optar por un modelo que abra y cierre fácilmente y que encaje con tu estilo, tanto con el color como con el tejido del vestido y del velo.

 

Los zapatos de novia y el “plan B”

No te vamos a engañar, el día de tu boda va a ser muy cansado. Estarás muchas horas de pie, bailarás, te moverás de un lado a otro saludando a tus invitados. Por eso, los zapatos por los que optes, además de ser bonitos y de encajar con tu vestido, deben permitirte disfrutar del día. Elegir los zapatos correctos es quizás la decisión más personal de todas cuantas tomarás para el look final, ya que ello dependerá totalmente de cómo sea tu pie y de lo habituada que estés a llevar tacones.

La buena noticia es que existen casi tantas opciones de entre las que elegir como tipos de novia. Desde los tradicionales stilettos de tacón alto – clásicos o más innovadores – , hasta las sandalias con o sin plataforma, pasando por zapatos planos u otras opciones de medio tacón.

Sea cual sea el modelo que elijas, no olvides el “plan B” para el final de la noche. Unas zapatillas de esparto con cuña, unas bailarinas planas o, incluso, unas zapatillas de deporte, pueden ser una buena opción para terminar la fiesta y seguir bailando hasta el amanecer.

 

Y es que un detalle que casi nadie pasa por alto es el del “zapato extra” para el baile, tanto para la novia como para las invitadas, que en muchas bodas reciben como obsequio unos cómodos zapatos planos o alpargatas con las que poder seguir con la fiesta.