Una boda siempre es un momento especial, un día para celebrar en pareja pero también para disfrutar de la compañía de los familiares y amigos más cercanos. Por eso, son mayoría las parejas que además de pensar en la celebración propiamente dicha, apuestan por agasajar a sus invitados con un detalle especial. Un recuerdo único del enlace que les permitirá rememorar ese día.

Si estáis metidos de lleno en los preparativos de la boda, desde FuenteArcos os dejamos algunas ideas para que podáis tener un detalle con vuestros invitados y ofrecerles un regalo inolvidable.

 

Detalles artesanales

Los detalles elaborados a mano o de forma artesanal suelen ser de los más apreciados por su indudable contenido emotivo. Si tenéis dotes artísticas y os gusta sorprender a los vuestros con creaciones propias, no dudéis en optar por esta opción, con la que seguro acertaréis.

Por ejemplo, con coloridos abanicos pintados a mano; con un original broche de flores de patchwork o incluso con una serie de mensajes únicos e irrepetibles, personalizados para cada invitado y escritos especialmente para la ocasión.

Se trata de dejar volar la imaginación y de elaborar estos pequeños detalles desde lo más profundo del corazón para conseguir que sean lo más personales posible.

 

Regalos prácticos

Si no tenéis mucho tiempo o no os sentís tan confiados en vuestras dotes artísticas, otra buena opción es buscar el lado práctico de las cosas y decantarse por detalles que puedan ser utilizados durante y después del enlace.

Por ejemplo, son muchos los novios que agasajan a sus invitadas con cómodas bailarinas, ideales para aguantar en la pista de baile hasta altas horas de la noche pero también para caminar en verano. Para los chicos, un original pasador de corbatas diseñado especialmente para la ocasión puede ser muy útil, ya que puede ser utilizado también en bodas posteriores.

Los clásicos

Tradición no quiere decir antiguo. Recurrir al clásico del puro para ellos y del alfiler para ellas puede ser todo un acierto para aquellas parejas de novios que quieran seguir los cánones de la tradición en cuanto a regalos para invitados.

Y, por supuesto, siempre se pueden combinar con otros detalles que han ganado terreno en los últimos años como botellas de licor, productos gastronómicos propios de la tierra donde se celebre el enlace o cosméticos elaborados con ingredientes naturales.

 

Regalo solidario

Muchas parejas apuestan, sin embargo, por no entregar regalos a sus invitados y destinar ese dinero a causas sociales con las que se identifican, donando la cifra que se gastarían en regalos a una ONG o a una asociación. Un pequeño gesto que puede suponer un importante beneficio inmaterial.

Sea cual sea el regalo que elijáis para los invitados a vuestra boda, lo más importante es que lo hagáis vuestro, que le imprimáis vuestro toque personal con los medios de los que dispongáis y que represente el modo en que queréis que vuestro enlace sea recordado.